¿Es posible cambiar al mundo?
Si comenzamos por nosotros mismos, sí.
¿Cómo?
Nutriendo+descontaminando+alcalinizando+oxigenando a nuestro organismo. 
¿Y la libertad?
Es fundamental también para la salud, pero viene sola como algo natural, sin guerras siempre estériles.
 
..............................................................................................................................................................................................
        

      "Oid mortales el grito sagrado / Libertad - Libertad - Libertad / Oid el ruido de rotas cadenas / Ved en trono a la noble igualdad". 

 

       (Estrofa del Himno Nacional Argentino) 

       ...lamentablemente las cadenas se renovaron mas modernas, globalizadas, sutiles y poderosas.       

      ¿Y qué tiene que ver "la libertad" con la salud de las personas?
      Muchísimo mas de lo que imaginamos.  
 
....................................................................................................................................
 

      Internet, usándola con tino, alumbra a nuestro mundo actual, al ido y al por venir.      

      La luz que ofusca a los que viven en oscuridad ("San Pablo" para los cristianos) es la misma luz que agrede a los que ejercen y padecen poder, ambos acistumbrados al rol. Es la que libera a la mayoría de los seres humanos "tan solos, desprotegidos y postergados...", (según el Dr. Alexis Carrel, Premio Nobel de medicina 1912).

 

      La "ciencia libre" producida por hombres libres de ataduras de toda especie -económicas, políticas, religiosas, etnicas, miedos, conocimientos erroneos,etc.- es el único medio con que contamos para producir verdades muy cercanas a la realidad en áreas tan diversas como la medicina, la física, la genética, la biología, la Historia, la Tierra, el Cosmos y un muy largo etc. 

      En contraposición, la "ciencia atada" es producida por inteligencias puestas al servicio del mejor postor. Esconde o maquilla a la realidad en beneficio del que paga.   

     La ciencia atada atribuye a las verdades científicas un valor absoluto del cual se vale.  

     Sin embargo, la ciencia no produce verdades absolutas, solamente verdades a secas, que pueden ir modificandose con el tiempo, con los avances de la discusión o de la tecnología. Esto se ha hecho evidente en todos los campos de la ciencia por lo tanto es lo que nos enseña la Historia. 

    En definitiva ninguna de las dos producen verdades absolutas, pero la primera, la ciencia libre, es bien intencionada, y responde a la capacidad humana. En cambio la segunda, la ciencia atada, solamente satisface los intereses de los que la pagan y administran con grave daño para la ciencia libre porque la ignora, la ridiculiza y la persigue.   

     Interpretar que las motivaciones de los mandantes de la ciencia atada se resumen a mero interes económico es el argumento pueril que tapa motivaciones más profundas y siniestras,....según mis creencias. Insisto, solamente creencias. Pero aunque solamente sean las motivaciones económicas las valideras ya bastan para repudiar a los actores con el agravante repugnante por los daños que nos producen.

     Es obvio que hablar de ciencia a secas es hablar de ciencia libre, pues la otra no lo es, solamente se disfraza de ella. Pero por la situación ya creada vale la pena hacer el distingo.         

      El conocimiento amplio y gratuito brindado por internet colabora con el desarrollo y afianzamiento de la "ciencia libre" y nos permite un revisionismo histórico de ciencias y creencias de manera serena, profunda y pausada que por lógica consecuencia nos lleva a un revisionismo de lo actual. De haber un cierto nivel de consciencia, estos conocimientos logran emocionarnos  y motivarnos a la acción en una lucha por la vida. 

 

............................................................................................................................................    

 

     En esta búsqueda de la realidad -lo que es- a través de nuestras verdades conseguidas -lo que pensamos que es- es bueno poner a las ciencias y creencias en sus respectivos campos de acción.

     La ciencia no puede basarse en creencias sino en principios,... Se puede partir de una idea intuitiva, pero siempre luego corroborado por los protocolos científicos.

     Las creencias no utilizan este método,  sino que se basan en dogmas de fe. 

     Las religiones mediante la fé consiguen que sus verdades religiosas sean consideradas realidades sin pasar por el filtro del raciocinio.

     Las religiones so pretexto de atomizar al ego del hombre, lo desintegra como ser humano para luego volver a integrarlo en base a una matriz o modelo, es decir que lo formatea, transformandolo en definitiva en un muñeco-títere que pierde la capacidad de practicar el libre albedrío.

     El ser se ha esfumado con todo su potencial creador, de bucear en este maravilloso mundo descubriendo todos los días algo nuevo, diferente, espectacular incluyendo el descubrimiento de sí mismo como fuente creadora. 

     Casualmente a las esclavas sexuales para poder manipularlas se las somete en un comienzo a una quiebra de confianza en sí mismas mediante practicas degradatorias.

     A los esclavos de antaño también.    

     El orden de importancia que los patriarcas religiosos le dan a la fe está muy por encima a la importancia que le dan a si una persona es sencillamente buena o mala, porque es la fé lo que las mantien sumisas al orden jerárquico que es lo que realmente les importa, ... lo que de por sí evidencia las motivaciones del proyecto religioso. 

     En occidente, estan las religiones que se basan en la Biblia.

     Creo interesante la lectura del libro     "The Bible Unearthed"     ("La Biblia Desenterrada") del arqueologo Israel Finkelstein y el historiador Neil Asher Silberman, publicado en el 2.001, en el que se compara la historia bíblica con la Historia. La mayúscula porque me refiero a "ciencia libre". 

     Los conocimientos con base científica han sido ya varias veces postergados por interferencia de las religiones con sus creencias o dogmas de fe, y como es bien sabido sin responsables asumidos ni acusados.

     La fe mata al libre albedrío y produce una mente preparada a aceptar jerarquías y a aceptar lo que le resulta irracional como algo real, transformando esto en una virtud. 

     A partir de ello la manipulación mental es posible y sencilla para los jerarcas religiosos que se atribuyen el poder de interpretar lo divino, o conocer el pensamiento y sentimiento de Dios. No me refiero a una religión en particular, todas caen en la misma prédica buscando el mismo fin, formatear y dominar. 

      Para colmo, esta matriz mental moldeada desde temprana edad, con la perdida del libre albedrío y la autoestima, permite ser aprovechada por jerarcas de otras áreas de la sociedad: políticos, comerciantes de la industria de farmacos, de alimentos, etc.       

      En Occidente las religiones valoran a la "fe" por encima de lo racional como una virtud,... con resultados a la vista, en Oriente se induce a "no pensar" como algo supremo con miles de años ininterrumpidos de un pueblo esclavizado y estratificado por castas. En ambos casos, un atributo del ser humano, su raciocinio, es despreciado de diferentes maneras y desde temprana edad. 

         Cuando la luz racional ha aparecido con toda la fuerza de una realidad que se impone por  hechos observables, repetibles y medibles, sustentada en los avances de la tecnología, ha hecho estragos en ciertas "verdades religiosas" sustentadas en la fé.

      Pese a ello, la fe continúa, porque justamente es en sí misma, como  condición "sine qua non", irracional. 

      Cuando la realidad se impone haciendo "caer" una verdad religiosa, prontamente esta verdad es reciclada y todos quedan felices, como nos lo demuestra la Historia.  ¡Qué ventaja inaudita de poder de control de masas!

      De existir un Dios creador, ¿Podemos concebir que nos haría seres racionales para exigir luego que no lo seamos?.

      Para hacernos acequibles, ¿Le daría más importancia a nuestra fé que a nuestras propias maldades o bondades?.

      No puedo creer que un ser Supremo sea tan egoísta.

      Los hombres que lo crearon sí lo son.

     De existir un Dios, definitivamente no es el producido por el hombre.

     De existir un Dios, no sería a nuestra semejanza, más bien sería algo abstracto o por lo menos inimaginable, desconocido..., no necesitaría piernas, ojos, etc.     

     Con los avances de la Historia gracias al avance científico, estamos  con la Biblia ante otra situación similar a las anteriores con respecto a creencias religiosas vapuleadas por las evidencias científicas, pero que cala mucho más profundo porque no se trata ahora de poner en el tapete si la Tierra es redonda o si gira alrededor del sol, o esas "pavadas" como quemar a los herejes o matar a los que piensan diferente... se trata de la autoría del libro sagrado y sus objetivos.

     Muchos pasajes de la Biblia son malas copias de narraciones de otros pueblos un poco más cultos que a su vez han sido simples observadores de realidades que no comprendian e interpretaban a su manera, con el filtro de sus propias ignorancias, según mis creencias. La Historia algún día nos lo irá decifrando.  

      Aún con todas las distorciones producidas por la ignorancia de los narradores de primera mano y las producidas en los de segunda, la Biblia puede "alumbrar" caminos de antaño y ayudarnos a comprender un poco más de donde venimos para poder realizar un futurible aproximado. 

     Es interesante acceder a este sitio informativo que trata estos temas.      

     Postergar a la ciencia es alta traición a la humanidad, porque nos estamos postergando a nosotros mismos con todos los riesgos que ello conlleva. Quedarse atrás en el desarrollo de conocimientos puede significar sencillamente desaparecer, en un planeta y universo -tal vez multiuniverso- que marchan según leyes que nos esforzamos por comprender con sorpresas constantes y en aumento que hacen trastabillar la validéz universal de nuestros principios científicos comprobados a cierta escala y que van perdiendo validez en el micro y macro universo con nuevas tecnologías.

     Esta ignorancia asumida nos hace ser mas humildes y prudentes. Observamos al cosmos y a la propia Tierra y vemos catastrofes por doquier que nos lleva a pensar que "por casualidad" existimos. Estamos lejos de poder predecir estas catastrofes y mucho menos defendernos. Esta falta de conocimiento puede ser en algún momento vital. Una "pizca" de evolución perdida puede significar la desaparición o reinicio evolutivo de nuestra especie. Existe algo muy adentro nuestro que lo intuye o tal vez sea simplemente una memoria genética que nos hace mirar a lo mayúsculo o diminuto de una manera especial que motiva a científicos, poetas y también economías. 

    La materia viva tiene afán de supervivencia, nosotros somos parte de ella y probablemente este afán de supervivencia sea el motor principal de la actitud investigadora.

    La responsabilidad de quienes postergan a la ciencia a consciencia, en cualquiera de sus diciplinas, es mayúscula y merece desprecio y punición.

 

................................................................................................................................................

 

       La comunicación independiente y creciente entre personas libres se expande gracias a internet. Por ejemplo este portal lo realizo de manera gratuita gracias a www.webnode.es  .

     ¿No es acaso la comunicación de los seres vivos un factor preponderante en la evolución de las especies?

     Esta comunicación puede significar el punto de inflección en la evolución humana que se venía proyectando especialmente en los últimos años a seres "humanos sintéticos", a seres "humanos naturales".     

     Y en esa conquista de lo natural, tal vez podamos recuperar y superar lo que ya fuimos alguna vez.     

      Para recuperar lo que ya fuimos, o simplemente evolucionar a partir de lo que somos, es bueno retomar el camino hacia lo natural, despreciando todo lo que nos lleve a ser seres sintéticos, robotizados.  

       Pensemos un poco en la posibilidad de recuperar lo que ya fuimos.    

      Los cientificos coinciden en que actualmente solamente utilizamos una pequeña parte del cerebro, aproximadamente el 5%.

     Si aceptamos la teoría evolutiva -negada por las religiones basadas en la Biblia-, somos seres que evolucionan de manera natural  y si tomamos en cuenta que no existe evolución sin uso,...  según Jean Baptiste Lamarck, el padre de la teoría de la evolución,  llegamos a la conclusión que en algún momento pasado, los seres humanos usaron el 100% del cerebro que hoy tenemos.

     Si consideramos a estas verdades científicas y a este razonamiento como altamente probables, llegamos también a la conclusión que de la historia del ser humano conocemos muy poco, pues, ¿en qué momento hemos utilizado ese 100% de nuestras capacidades cognoscitivas? La Historia no nos lo explica.

     Si por un momento aceptamos que hemos sido clonados a imagen y semejanza de un ser o seres en un proyecto científico fracazado que se evidencia por la herencia de un cerebro atrofiado o en involución por motivos que desconocemos, es interesante contemplar la posibilidad de que este proceso pueda ser reversible a travéz del impacto que tiene la salud en nuestro cerebro según estudios científicos al que recurriremos más adelante.

      Es decir que sin importar de donde venimos, la salud integral del ser humano es altamente provechosa para su evolución. 

     Este despertar hacia una nueva manera de concebir realidades, con la convicción y humildad de que solamente podemos acercarnos a ella, es un proceso en marcha que se produce y crece en todo el mundo. 

     Si esta actitud es el fruto de nosotros mismos, los humanos, de terceros o de casualidades cosmicas y/o leyes cíclicas, producto del medio cambiante en el cual estamos inmersos debido al acompañamiento de la Tierra al Sol en su deambular por la vía láctea, son especulaciones que por ahora, aunque sean relevantes, no las podemos discernir.

      Tal vez descubramos problemas para nuestra especie y soluciones a tiempo.

      Si fuese tarde, captaremos la tragedia de todas las postergaciones científicas acaecidas y observaremos a los culpables de otra manera (religiones, políticos, industrias de alimentos, industrias de remedios, industrias bélicas,...nosotros mismos).

     ¿Cuándo el hombre ha podido brindar o acceder a tantos conocimientos de manera tan amplia y gratuita? 

     Nunca.

     Todo ello entusiasma, contagia y da esperanzas de un poderoso cambio que ya se siente, provocando "abortos" de proyectos de poder perpetrados por grupos de personas disfrazadas de nacionalistas, religiosas, etc.,... desde el comienzo de los tiempos, "intuyo" yo. 

     Creyendo poder sumar algo a este proceso, quiero colaborar con mi pequeño aporte, que intenta colaborar en rescatar y encausar tanta información dispersa. Si no aporto nada, pido disculpas por la perdida de su tiempo.

     La idea es sacar al hombre de su "involución que presumo contra natura". 

     Tal ves poder lograr a que nos percatemos que nuestro desarrollo no es meramente biológico en términos de ciclo de vida, o económico en término de confort y poder, sino que el mayor de los desarrollos durante nuestras vidas es el mental con la conquista de un mayor nivel de conciencia que nos proyectará a seres diferentes, superiores en términos físico-mental (según la ciencia actual) y espiritual (por creencia personal). Tal vez más nobles.

     Probablemente logremos superar una serie de  "miedos" propios de nuestro camino evolutivo y también "miedos+complejos"  implantados que terminan destruyendo nuestra integridad so pretexto de destruir nuestro ego (religiones occidentales) y libre albedrío (repito, pensar es malo para ciertas filosofías orientales).

     Por amor a nosotros, seamos felices y pensemos en nosotros. "Yo creo" que el hombre no tiene pecado original ni nada que se le parezca, en sí mismo es bueno, y mejor si evoluciona. El altruísmo que se observa en internet es prueba de ello. Sin planes sociales, ni pesadas estructuras burocraticas, constantemente informa y ayuda, se accede a libros de cualquier diciplina, con conocimientos extraordinarios. Todo si la sabemos usar.

    Estar nosotros con nosotros mismos en intimidad plena, esa que a veces sorpresivamente surge en los momentos más difíciles.

   Esa es la esperanza de vida y el camino a la felicidad. Vivir criticando y batallando hacia afuera es desgastarnos sin resultados en esta vida, que es finita y única. 

    La batalla a librar es la más difícil de todas, por el ámbito y el enemigo. La lucha es dentro nuestro y hacia lo que nos convierten 

    Los niños poseen cierta pureza de cuerpo y espíritu que al parecer les brindan dones que luego los van perdiendo con la edad, probablemente como consecuencia de tantos desatinos de los mayores, con sus ignorancias, miedos y complejos propios e implantados y transferencia de malos hábitos en aspectos fundamentales que repercuten en su salud.

 

.......................................................................................................................................... 

 
 

     Pongamonos a observar cómo en nuestro entorno y mas allá, existen problemas recurrentes que requieren cambios urgentes que paradojicamente siempre se hacen esperar. 

     Tanto, que nos llevan a pensar como  "algo natural" que las soluciones sencillamente no existen; a aceptar a las cosas como se dan sin más, a que buscar cambios no tiene sentido práctico. Y que el que los busca, es un pobre iluso fuera de contexto, digamos un loco o en vías de serlo al que hay que tratar de evitarlo... o atraparlo.  

     Primer paradigma para poder lograr el sojuzgamiento, manipulado hábilmente por los multi medios como cómplices activos o bobos útiles de personas, no de naciones o estados.Personas con nombres y apellidos que desarrollan una guerra no declarada desde la segura posición del anonimato y el poder del dinero y conocimientos reservados.

     Las tormentas, sequías, estaciones del año sí son eventos naturales.

     La depredación de los recursos naturales y humanos; las asimetrías sociales con excesos obscenos y carencias vitales, las enfermedades no son eventos naturales, sino causados en su inmensa mayoría por la manera en que son administrados por los hombres que las administran. 

     Es una trampa intelectual "naturalizar" a la miseria y la miserabilidad. 

     Y en toda trampa para que funcione, deben existir tres factores, el cazador, el cebo y la víctima que está madura para caer, porque tiene hambre del cebo, por causas propias o implantadas. 

     El cebo para el caso que estamos analizando es la comodidad, el conformismo, la aceptación de que todo anda fenómeno y que los problemas enunciados son parte de una realidad inmodificable y recurrente en la historia, o sea algo natural.

     Todo lo que se opone pertenece a una confabulación de locos.  

 

     Pese a las declamaciones repetidas por los líderes políticos locales y globales que generalmente buscan dar una imagen de revolucionarios, existe una apatía hacia todo lo que es: justicia social; bienestar general; administración del bien común; desarrollo de la ciencia libre en sus diversas disciplinas.  

 

     Es común atribuir como causas de todos nuestros males a la falta de educación, de conocimientos, de falta de recursos económicos, o a una alteración de la escala de valores morales, o a cuestiones psicológicas e incluso falta de fe en creencias religiosas. 

     Esta visión hace presumir que la solución radica entonces en la divulgación de conocimientos, la reeducación del individuo, su concientización, el desarrollo económico, el fortalecimiento de su fe religiosa, etc. 

     Desde mi punto de vista, aunque coincido con algunas causas señaladas, no con todas, todo este esfuerzo es inconducente, cae en saco roto, si no se recupera primero al individuo en el aspecto más elemental,  su organismo,  su salud física-mental-espiritual, es decir en lo que en definitiva "es".

     Y recuperar al individuo es la tarea más difícil porque todos nosotros ya estamos preparados psíquicamente, biologicamente y culturalmente para actuar como actuamos.  

     Hemos delegado el control de la salud, a nuestros gobernantes quienes no saben, no quieren o se avienen a otros intereses.  

     Delegar ciertas funciones para poder especializarse en otras específicas, es parte de la naturaleza biológica y fuerza motora de la evolución desde el inicio de la vida más elemental hacia la mas compleja.

     Así las células primero disgregadas han llegado a conformar al individuo de la especie, siempre especializandose y delegando funciones.

     En las sociedades ocurre lo mismo, las personas se especializan y delegan funciones. 

     Hemos delegado el cuidado de nuestra salud a la Salud Pública y sus funcionarios han fallado a sus congeneres subdelegando esta funcion vital a las fábricas de remedios, meras entidades comerciales. 

     Sus negocios se basan, como cualquier empresa comercial, en mantener activa a la demanda, que en este caso tan particular son los enfermos. Activar la demanda significa promover enfermos o hacerlos crónicos. 

     Se observa un sistema pergueñado por el hombre, con premios y castigos mal diseñados, que se basa exclucivamente en la confianza a la moral de los dueños de las industrias de remedios que por ley son solamente empresarios comerciantes. 

     No es porque está Juan o Pedro , llega Jacinto y se transforma y hace exactamente lo que hacen todos, preocuparse de ganar mucho dinero sin importarle quien cae en el camino.  

     Son los parlamentos, funcionarios públicos de la salud y centros públicos de investigación los responsables de vigilar y acotar el poder de estos señores, creando las leyes necesarias de una manera libre; estando atentos a que se las respete y desarrollando conocimientos sin ataduras, o sencillamente ciencia a secas en ambitos nuevos creados que sean independientes de las fábricas de remedios. 

     Para ello hay que hacer ejercer la soberanía del pueblo a pleno y no ser meramente declamativa como recurso político  barato para ganar elecciones. 

      Evitar subsidios a las fábricas de remedios que son realizados con la bandera de un fin humanitario y realmente es un recurso economico para un fin comercial que en definitiva va en desmedro del objetivo enunciado.  

      Solo nos quedan como aliados algunos científicos, y periodistas valientes que acometen a costa de "status, economías y riesgos personales" porque el sistema imperante, es un imperio y no perdona. Existen innumerables ejemplos de ello del pasado y actuales.

.........................................................................................................................................

     Un pozo en las calles puede producir daños reversibles, un pozo en nuestras cabezas o en las de nuestros hijos, además de ser irreversible,  tiene profundas connotaciones en nosotros, con repercución en todos.  

     Las ciencias en sus diversas disciplinas, no terminan de liberarse de creencias o ataduras que nada bien hacen a su avance.

    La ciencia es una especulación humana que pretende a travéz de sus verdades cientificas llegar a la realidad. 

     Nunca deja de ser una solución de compromiso, debiendo relativizar su certeza desde el comienzo, antes que la realidad golpee. 

     Y debe tener más cuidado cuando estas verdades científicas se extrapolan a los sistemas micro y macro cósmico. Pequeños desvíos conceptuales iniciales producen enormes distorsiones finales.

     La ciencia era antes muy influenciada por dogmas religiosos, hoy lo es por dogmas científicos llamados "principios" que son tomados como verdades absolutas cuando solamente son la plena demostración de un fracaso del conocimiento pleno, que solo nos dicen que algo se cumple pero no sabemos por qué. Que se cumple, se cumple porque lo podemos observar, repetir y medir, premisas científicas básicas;  pero porqué se cumple, lo desconocemos y creo que nunca lo sabremos del todo, siempre habrá algo más por descubrir. Y si no sabemos por qué se cumple, mucho menos podemos extrapolar conocimientos a sistemas que ignoramos más que lo que conocemos.

     Caso de la manzana que cae, un simple ejemplo... Que cae, cae. Que podemos repetir el experimento, observarlo y medirlo, también. Llegamos así a definir principios y ecuaciones matemáticas. Pero por qué cae, por qué existe esa fuerza gravitacional, sencillamente no lo sabemos,... y ya han pasado muchos años.

     Entonces seamos humildes y usemos a la prudencia como principio y mucho más aún cuando se trata de la salud de las personas.

    Queremos explicar todo, incluso al comportamiento del macro y micro mundo en base a estos "principios". 

    Cuando ocurre que los principios no lo explican, procedemos a adecuar la realidad que se evidencia por sí misma con el avance tecnológico, a nuestras verdades científicas y entonces aparecen la materia oscura, la energía oscura, big-bang, agujeros negros, etc. 

    Pensar que los principios son solamente válidos para un sistema acotado que ni sabemos con qué criterios acotarlo, jamás. 

    Rodarían las cabezas de muchos científicos endiosados por la elite académica, política, racial y religiosa."La realidad enlatada en las verdades científicas" es lo que impera, por el momento. Es decir el carro adelante de los bueyes.

     A los que han osado desafiarlos con su genio y moral, los han desterrado como lo hicieron a NikolaTesla. Aunque aquí no hubo solamente soberbia, sino intereses económicos personalizados en J.J. Morgan que se contraponían con la energía libre, limpia y barata para todos los habitantes de la tierra pues su negocio era todo lo contrario, como aún lo es. 

    Hoy surge nuevamente como válido el universo eléctrico que Nikola nos hablaba. Aunque debemos aceptar que contemporaneos a él ya lo estudiaban (acceso)

     La ciencia médica que se impone no escapa a este coctel de ineficiencias, soberbias e intereses económicos con implicancias mayores porque repercuten en nuestra propia evolución. 

     La ciencia médica no escapa al humanismo imperante. Han desterrado a genios como Antoine Béchamp, y ninguneado a grandes científicos, mucho de ellos, Premios Nobel de la medicina.

     La misma medicina alternativa tan en boga hoy ningunea a los verdaderos autores, artífices del conocimiento, para ponerse como grandes descubridores. 

     De esta manera presentandola como algo nuevo con fines comerciales de los que no escapan se quedan sin el mérito de pertenecer a la verdadera ciencia clásica (la que perdura por buena). 

      La medicina que se impone, la del monomorfismo, la alopática con sus fábricas de remedios y de enfermedades con influencias en los claustros y por ende en la formación de los médicos habilmente formateados a los que no se les enseña historia de la medicina, produce el siguiente comentario en un médico argentino que se revela e investiga:   

 ....."Nosotros como médicos jamás estudiaremos el significado de la enfermedad. Solo el fenómeno que puede clasificarse. La terapéutica que surgirá de ese modo de situarse frente a la enfermedad será la acorde a la ausencia de significado. La enfermedad no tiene significado. Solo hay que tratarla". (Dr. Fernando Callejón).

     El sistema obliga al médico a automatizar sus funciones encuadrando la patología a alguna enfermedad e inmediatamente actuar según lo ya preestablecido so pena de caer en "mala praxis".

 

     No se puede negar que la medicina está en pañales, y al nivel del conocimiento actual no es para nada exacta. Sin embargo, la medicina que nos asiste o alopática usa a esta ciencia que está en pañales para objetivos económicos y políticos, dandole para ello un grado de certeza inaudito, barriendo constantemente a la competencia competente: a ese médico interior que está dentro nuestro, y a la medicina clásica. 

     La medicina alopática, muy contrariamente a cómo vende su imagen, no es la medicina clásica porque es la antípoda del concepto de clásico, "que perdura por buena". Es muy reciente y no convence.      

     El control ejercido por las fábricas de remedios a los médicos a través de la "buena praxis" y las leyes creadas para tal fin, los limitan a practicar el arte y la ciencia de curar, de tal manera que temerosos de las leyes y a veces acicateados por intereses económicos propios, se limitan a recetar remedios (empastillar a la gente) y usar sofisticados y caros equipos. El sistema legal creado se alardea de un tino, mesura y prudencia con la constante amenaza de enjuiciamiento al médico por "charlatán", así versa en las leyes argentinas.

     Sin embargo, a la hora de promover las ventas de remedios o vacunas, la prudencia de la que se jactan en las leyes, desaparece por encanto. Varios remedios que se han vendido por años han tenido que salir del mercado ante la evidencia de los daños proporcionados, que llegan incluso a deformaciones y muerte de personas. Observen las estadísticas de los EEUU en cuanto a causas de muertes. El envenenamiento por fármacos es una de las principales.

     Nadie va preso, y la relación costo-beneficio hace que el proceso se realimente. Las multas, aunque parezcan enormes, son pequeñas ante las ganancias logradas. Existen muchos estudios de este tema en internet.

     Las vacunas siguen en pie de guerra contra los virus y las personas. Sus efectos nocivos solo se detectan luego de varios años con dificultad para correlacionar causa y efecto. Pero existen explicaciones científicas que demuestran los daños que provocan.

     "Las vacunas no sólo son arriesgadas, sino que el entendimiento de cómo funcionan éstas y la inmunidad en general está incompleto" (enlace al blog original) y (enlace).

    Las fábricas de remedios precisan de los médicos para completar sus estrategias comerciales. Para ello, los médicos deben ser temerarios e inducir a que todos, incluso los niños, sean inoculados. Actúan "los laboratorios" como lo que son, comerciantes inescrupulosos.  

     Asumen con un grado de certeza absoluto, amparados por la obediencia debida a la "buena praxis",  la inocuidad de los adyuvantes utilizados en las vacunas (mercurio, aluminio, etc.). Los daños que estas sustancias provocan (autismo, y muchas otras enfermedades más) solamente se apreciarán luego de varios años, haciendo difícil la detección de las causas. Monstruoso, pero cierto. Profusa información al respecto existe en internet, proveniente de eminencias distinguidas con premios Nobel, y otros.

     Sugiero atención a lo que divulgan al respecto, investigadores independientes de los intereses de las industrias farmacéuticas, o el video subtitulado al castellano del Dr. Russell Blaylock, "La nutrición y la conducta" .

     Al organismo del hombre moderno no se lo ataca solamente desde las fábricas de remedios, también desde industrias alimenticias, industrias de agroquímicos, industrias bélicas, agua sanitaria, polución ambiental, multi medios, etc.

     Existen una serie de productos que legalmente se permiten utilizarlos basándose en que la barrera inmunológica del cerebro los rechaza, a sabiendas del daño que provocaría si logra introducirse en el cerebro. Entre ellos, el ciclamato monosódico, muy usado en la industria de alimentos por ser un excelente saborizante que produce adicción. Se los encuentra en gaseosas, en esas galletitas que las comemos hasta acabar el paquete. Lo mismo ocurre con el aspartamo, un edulcorante de bajas calorías que tiene efectos nefastos en la salud de las personas.

     Sin embargo esta barrera inmunológica del cerebro depende del tipo y virulencia del ataque, del tiempo de exposición,  del grado de salud del individuo y factores desconocidos aún. 

     ¿No es jugar con las personas en cuestiones tan serias? 

      Estas industrias lo hacen todo legal. Son los sistemas sanitarios administrados por nuestros representantes quienes tienen la responsabilidad moral ante su pueblo, porque la legal ya la han zafado. 

     No solamente la ciencia médica es inexacta, la biología también lo es. 

     Existen otros peligros para la salud de las personas tan graves o mayores aún que los remedios y vacunas, la producción de productos transgénicos en el campo. 

     Se ha asumido como una verdad absoluta para su utilización comercial que las informaciones se transmiten a través de los genes del individuo a sus descendencias (teoría de la evolución de Charles Darwin).  Si esto fuera así, confinariamos un problema a la descendencia.

    Hoy está demostrado que esto no es así. La transferencia de información a través de los genes se produce no solamente a la descendencia sino que también a individuos de la misma especie, y lo más sorprendente es que también a individuos de diferentes especies (la epigenética).

      De tal manera que al ingerir el gen modificado que se encuentra en el producto alimenticio alterado, ingresa a nuestro cuerpo y transmite información a nuestro organismo con consecuencias desconocidas. ¿Cómo podríamos denominar a este tipo de terrorismo que nos asiste cotidianamente?   

     Algunas personas manipulan la ciencia y consciencia al antojo de sus intereses. Nosotros podemos estar mutando hacia monstruos en silencio.  ¿Quién se preocupa y ocupa de esta cuestión?....en verdad nadie.

     La irresponsabilidad legal no les cabe, porque, insisto, se saben cubrir.

     Nuestra sociedad por motivos varios produce un individuo ácido, contaminado, desnutrido, con desequilibrio eléctrico interno y en disonancia del campo electromagnético que produce y al que está expuesto del exterior.    

    En estas condiciones es imposible que este individuo degradado produzca verdades cercanas a la realidad.

     Y lo más grave es que cuando accede a ciertas verdades por intuición, deducción propia o proveniente de suficiente autoridad en el tema, no lo conmueven y menos aún lo motivan. 

     Cuando esto ocurre es señal de que este individuo está muerto en vida, siendo sus acciones el resultado de un ser desnaturalizado como si fuera un producto sintético, es decir, basado en transformaciones de la química industrial. 

     Este ser "nuevo" termina siendo tipificado, desamorado, robótico e infeliz.

     Querer conscientizarlo es irrelevante, inconducente, una perdida de tiempo. 

     No busco culpables, sino soluciones para ponerlas en práctica, por lo que se tratará las causas de este estado de cosas, no para perder tiempo en acusaciones estériles sino para analizar la manera de resolverlas. 

     Para ponernos en el camino de encontrar soluciones, desde mi punto de vista, debemos partir aceptando que el inicio del problema somos nosotros y en primer medida es de carácter orgánico con posteriores consecuencias psíquicas que se revelan en capacidades cognositivas, emotivas y actitudes.  

     Por lo que la lucha debe ser direccionada hacia nosotros, provocando cambios favorables en nuestra salud de manera natural, sencilla y económica. Y esta batalla, aunque parezca fácil, es difícil. Aunque no cara, y de tiempo corto.  

   Estas luchas comprenden cambios en nuestros hábitos, en nuestra alimentación, en el cuidado del medio que nos circunda, y buceando en temas como el concepto que tenemos de la felicidad porque todos los individuos de manera natural la buscan, sin saber en qué consiste. adónde está, y según los romanos, el navegante que no conoce adónde va, nunca tiene buenos vientos. 

     Si consideramos que la felicidad es una suma de sensaciones, estamos acabados antes de empezar, pues se incurre en un círculo vicioso difícil de romper: ¡Si me quitan los placeres  para qué vivo! ó ¡Busco lo práctico!.

  Entre los placeres están las comidas/bebidas y lo práctico se confunde con indolencia.

     En cambio, si consideramos que la felicidad es el logro constante de nuestra superación, para lo que precisamos una salud física plena, una capacidad mental óptima, un estado de paz y agudeza mental, tal vez llegando a capacidades extrasensoriales, entonces comenzamos bien. 

     El abogado chileno Manuel Lezaeta Acharán, referencia obligada en temas de medicina independiente dice en su libro "La Medicina Natural al Alcance de Todos":

 "El hombre que en mitad de su vida no sabe ser el defensor de su propia salud, ha perdido la dirección de su propio destino y se verá tomado por intereses que prosperan con su ignorancia en materia tan fundamental".  

     Si recordamos a Hipócrates quien   decía que "tus medicinas sean tus alimentos y tus alimentos sean tus medicinas" y además concordamos que "la salud física depende del grado de equilibrio del terreno biológico", (Drs. Claude Bernard y Antoine Béchamp del siglo XIX), y que también ocurre lo mismo con la salud mental (Dr.  Russell Blaylock , contemporáneo nuestro) se hace factible concebir un  protocolo universal para la salud  que permita de manera sencilla, natural y económica  recuperar o mantener el equilibrio del terreno biológico. 

     Este hombre nuevo revalorizará a los alimentos por sus nutrientes, descontaminantes y poder alcalinizante. Como consecuencia de ello, girará la matriz productiva hacia nuevos alimentos y manera de producirlos, disminuyendo el interés de algunos ya existentes, aumentando el interés de otros y apareciendo algunos nuevos incluso ya conocidos pero postergados: chía; sesamo; alpiste; moringa; limón; camu camu o yabuticaba; hojas de mandioca; damasco, aloe; harina de garbanzo; miel; cacao sin industrializar; canela; apitoxina; etc.

     Hoy en día existen ya proyectos que están trabajando en este sentido con la biofortificación que consiste en aumentar el contenido de los nutrientes de manera natural en la misma materia vegetal y no luego en las industrias (enlace).

     Se producirá sin dudas una revolución en el mundo agrícola e industrial.

     Este hombre nuevo conformará una nueva nación con todo lo que ello implica.  

     La inversa es debilitar al pueblo, como aparentemente está ocurriendo con China, a la que lamentablemente se le occidentaliza a pasos agigantados, con costumbres, hábitos y alimentos. En síntesis un paquete completo para producir al hombre útil y débil. Lo hacen en sus propios países, por qué no afuera. No se trata de lucha de naciones sino de proyectos de poder de personas.

    Es probable que el nuevo orden que buscamos será más eficiente que el actual permitiendo sobrantes de fondos con reasignación a nuevos proyectos relacionados con aspectos humanitarios y nuevas tecnológicos más amigables con la naturaleza. Hoy no sobra nada para estos proyectos. 

   Para una evaluación somera y parcial de lo que el sistema actual produce y luego lo despilfarra, cabe destacar las ganancias anuales globalizadas de las fábricas de remedios, 500 mil millones de dólares (  "La danza final de kali"  ) y en aumento  El monto total involucrado en el negocio de los remedios al considerar los costos, o las ganancias de toda la cadena de comercialización es por supuesto sustancialmente mayor. Y con ello, es mayor los fondos sustraídos al sistema económico "sano" para asistir al "enfermo".

     Pero esto no termina en este sencillo análisis. Al no cuidar la salud de las personas, deviene un gasto aún mayor en asistencias sociales.  

    Al solo efecto de aproximarnos en valores: Se considera que las enfermedades coronarias en los EEUU repercuten en la economía del país en unos 150 mil millones de dólares anuales, entre remedios, asistencia profesional y disminución productiva del enfermo (libro "CHÍA", de Ayerza y Coates). 

     La Organización Mundial de la Salud (OMS), argumentando el aumento porcentual de diversas enfermedades en la población según lo revelan las estadísticas, promueve a que los gobiernos de las naciones del mundo "destinen mayores cantidades de dinero a la salud en investigación, cobertura médica, etc" y que cuiden que estos dineros no "queden en el camino", es decir que lleguen a las fábricas de remedios. La OMS se ve muy preocupada en aumentar los ingresos de las fábricas de remedios, dando por descontado el buen uso que las mismas darán a los subsidios. Ese dinero subsidiado es del pueblo, y termina actuando contra el mismo pueblo. Escabroso, pero cierto. (acceso). 

      La OMS no se cuestiona si las causas de estos aumentos de enfermedades se deben justamente a la existencia de una medicina atada a los intereses de estas fábricas que quieren beneficiar con mayores subsidios que no deben quedar por el camino. Cómo puede ser que la OMS aún no supo o no quiso encontrar las verdaderas causas de las enfermedades.

     Las ganancias siderales de las industrias de agroquímicos son también recursos económicos substraídos al sistema económico sano, ese que crece con el sudor de la frente.

     Y lo mismo ocurre con la industria bélica.

     Sumando el ahorro producido en estas industrias (de remedios, alimentos, bélica y agroquímicos), podemos encontrar suficiente financiamiento de un verdadero nuevo orden mundial, surgido de las bases de la sociedad como nuevo orden individual.

     Interesante sería sumar a estos ahorros de dinero, los impuestos impagos de las grandes compañías.

     Aunque al proyecto del sitio se sumen profesionales de la medicina, nunca deben confundirse las apreciaciones del mismo como diagnóstico, prescripción o promesa de cura. 

     Solamente divulgaremos conocimientos simples referidos a todo lo que puede ayudarnos a la salud física y mental y como consecuencia a la estética, relacionados a productos obtenidos en las verdulerías, fruterías, cocina, dietéticas, algunos de farmacia de venta sin receta y algunas terapias caseras. El diagnóstico y receta lo debe dar el médico, hay que buscarlo "de mente abierta" que los hay.

     También divulgaremos conocimientos provenientes de investigadores o doctores libres de compromisos con laboratorios, proporcionando referencias de sitios web, libros, congresos, videos preferentemente en lengua castellana o subtitulada al castellano. 

     Intentaremos organizar un congreso para difundir conocimientos de la ciencia médica clásica, tratando de reunir en un solo evento a científicos independientes de la talla de:herederos de  la Dra. Hulda Clark (EEUU), la terapéuta  Mónica Gómez  (España), el      Dr. Ryke Hamer   (Alemania), el Dr. Tullio Simoncini (Italia), el Dr. Russell Blaylock (EEUU), el Sr. Hita Ratan Manek (India),Dr. Jorge Reynolds Pombo (Colombia), Dr. Salvatore Russo (Suiza);  Angel Gracia (España), Dr. Mariano José Bueno Cortés (España), Sr. Ibn Asad, Dr. Luiz Moura (Brasil); Nutricionista Ana Alicia Alvídrez Morales y otros que mi ignorancia no me permiten apreciarlos actualmente. 

     Un protocolo para la salud obtenida de manera natural y que sea universal, es decir recuperando al médico interior que todos tenemos, mediante la obtención del equilibrio biológico, lo iremos conformando entre todos y perfeccionando con el aporte de conocimientos y experiencias.

   .................................................................................................................................................

     Generalmente no se tiene en cuenta a la maldad humana como causa de los males que padecemos, como si no existiese, o de existir, sin influencia alguna. Craso error, ¡todo lo contrario! 

     Es interesante el estudio científico del mal, para lo que invito al lector a incursionar en el tema (acceso). 

     Según resultado de investigaciones que habría que comprobarlas por lo que está en el plano de "probable", el 4% o menos de los seres humanos, "heredan" a través de sus madres, una psicopatía que los hacen ser totalmente diferentes al resto de sus congéneres. 

     Estos individuos desprovistos de emociones poseen una percepción diferente de la vida, de los objetivos a alcanzar y poseen ventaja con respecto a los demás cuando se trata de la puja por el poder. 

     El resultado nefasto se produce por varios motivos. Uno de ellos es que la inmensa mayoría de las personas consideran que todos son "sus semejantes"; otro motivo es que existe poca difusión de los estudios realizados y es poco lo que se sigue investigando por falta de recursos económicos; otro es que estos seres diferentes saben mimetizarse  y otro es que saben encaramarse en el poder. 

     No es motivo del presente proyecto, pero es imposible dejar de tener en cuenta como posible alternativa probable por la gravedad que entraña. 

    Ignorarlo de lleno puede resultar hacer causa común para regocijo de algunos. En el caso que sea cierto que sea hereditario, todo el desarrollo de este proyecto carece de sentido para este reducido y poderoso círculo, pues no lo podremos cambiar a través de "limpiezas del intestino y buenas dietas".

     A no ser que aceptemos las nuevas corrientes de pensamiento en medicina que luego del fracaso del Proyecto Genoma Humano relativizan a los genes en la herencia (entonces no son hereditarios esta maldad) y pasan a tener en consideración otros aspectos como las experiencias de los progenitores, el medio y los nutrientes (nos recuerda a Béchamp, no?).

     ¿Qué hacer entonces? 

    ¿Imitarlos, competir con ellos?  

     Siempre nos vencerán porque ellos están "psíquicamente" preparados. No tienen sentimientos de ninguna especie, ni buscan tenerlos como por ejemplo cargos de culpa. Saben hacer como que sí los tienen, y se valen de los ajenos. A nosotros siempre, en algún momento, nos traicionarán nuestra emotividad en esa puja por el poder en procura de objetivos totalmente materialistas propuestos por ellos.  Nos harán bajar a su altura y ganarán por experiencia.

     La manera de vencer es no entrar en conflictos con ellos y buscar a la felicidad a través de caminos que nos son propios y les son ajenos. No debemos dejarnos seducir por sus metas lo que nos llevaría a batallar en el campo propuesto por ellos con las armas escogidas por ellos y con los resultados positivos para ellos.

     Por último creo que todos compartimos con la idea que cuando nuestra manera de actuar se independiza de nuestra manera de pensar, terminamos pensando comforme a cómo actuamos.

     Atentamente,

  .                                         Alberto Sigfrido Locher